Abonado del cultivo de la patata

Abonado del cultivo de la patata

El abonado para el cultivo de la patata se realiza para proporcionar los nutrientes necesarios que el suelo no es capaz de aportar, por sí solo, en la cantidad adecuada. Cada nutriente desempeña un papel vital en el desarrollo del cultivo, y tener demasiado o muy poco de alguno de ellos puede causar problemas en el desarrollo de este. Por ejemplo, un exceso de nitrógeno puede retrasar la formación de tubérculos y provocar un crecimiento excesivo de la parte aérea, mientras que una deficiencia de este nutriente puede resultar en un bajo desarrollo de la parte aérea y de los tubérculos.

Antes de tomar decisiones sobre la fertilización, es necesario realizar un estudio de las necesidades reales del cultivo, teniendo en cuentas las pérdidas de nutrientes del suelo (extracciones del cultivo, lixiviación, volatización, precipitación, etc) y las aportaciones que realizamos (agua de riego, materia orgánica y fertilizantes principalmente). También se debe considerar las interacciones entre los nutrientes (sinergias y antagonismos) y adaptar el tipo fertilizantes a las condiciones específicas del cultivo. Todo esto requiere un cierto conocimiento sobre el cultivo, el suelo, el sistema de aplicación y los tipos de fertilizantes disponibles, aspectos en los que el departamento agronómico de Hispalense de Líquidos puede brindar su asesoramiento.

A modo orientativo, la Tabla 1 presenta las unidades de fertilizantes medias que se deben proporcionar al cultivo de la patata para una producción esperada de 50 toneladas por hectárea. Esto toma en cuenta las extracciones y consideraciones específicas de este cultivo. Se sugiere aplicar entre el 20% y el 40% del total del nitrógeno en fondo, junto con el fósforo y potasio, distribuyendo el resto en dos aplicaciones de cobertera (al inicio de la tuberización y durante la floración) o a través de la fertiirrigación a lo largo de todo el ciclo.

Tabla 1. Necesidades aproximadas de las unidades fertilizantes a aportar al cultivo de la patata para una producción de entre 50-60 t/ha.

Una vez conocida la cantidad necesaria de cada unidad de fertilizantes para nutrir adecuadamente el cultivo de la patata, elegir el fertilizante es clave. Hispalense de Líquidos, cumpliendo con su objetivo de dar soluciones nutricionales altamente efectivas para el cultivo de la patata, vende fertilizantes a la medida del agricultor, tanto en versiones líquidas como sólidas, para adecuarse a las necesidades individuales de cada variedad, ambiente y sistema de aplicación.

APLICACIÓN DIRECTA AL SUELO

Para la aplicación directa al suelo, recomendamos la aplicación de Fertigota Lent, un fertilizante que incluye un inhibidor de la nitrificación para retrasar la conversión del fertilizante amónico a nítrico, previniendo las pérdidas de nitrógeno por lixiviación.

Otras opciones son:

  1. Fertilizantes líquidos de aplicación con maquinaria.
  1. Fertilizantes sólidos.

A modo de ejemplo, para una producción esperada de 50 t/ha en el valle del Guadalquivir, con suelos con alta concentración de potasio, teniendo en cuenta las extracciones y consideraciones que debemos tener sobre este cultivo, deberíamos aplicar 800 – 1000 kg/ha de Fertigota Lent Suspension 6+12+18 en fondo y 400-450 kh/ha de Neogota, completado con aplicaciones foliares de Herofol Denso Rojo, si fuese necesario.

FERTIIRIGACIÓN

Hispalense de Líquidos fabrica diferentes formulaciones para el cultivo de patata mediante fertirrigación. Destacan dos gamas de fertilizantes: Fertigota (líquidos claros) y Tecnoplus (sólidos solubles). Estos fertilizantes proporcionan todos los nutrientes necesarios para las plantas a través de la fertirrigación y están hechos completamente de nutrientes puros, que se consumen por completo sin dejar residuos.

Como ejemplo, para lograr una producción de aproximadamente 50 toneladas por hectárea en el valle del Guadalquivir, con un suelo con alta concentración de potasio, y considerando las necesidades específicas de este cultivo, se sugiere el siguiente programa de fertilización:

Tabla 2: Programa de Fertirrigación usando la gama de fertilizantes líquidos claros Fertigota, para una producción esperada de 50 t/ha en el valle del Guadalquivir, con una alta concentración de potasio en suelo

Para la programación de un plan de fertilización ajustado a sus necesidades, consulte con nuestro responsable de Hispalense de líquidos en la zona, o póngase en contacto con nosotros a través del email: departamentoagronomico@herogra.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

No te pierdas nada

Suscríbete a
nuestra newsletter

Newsletter Hispalense de Líquidos

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes en su bandeja de entrada de correo electrónico



    He leído y acepto la política de privacidad

    Escribe una palabra clave