Fertilización del cereal si no se realiza abonado de fondo

Fertilización del cereal si no se realiza abonado de fondo

La falta de lluvia, unida a la baja producción obtenida en la última campaña han resultado en un cambio en la fertilización de los cultivos extensivos, eliminando el abonado de fondo.

En los cultivos de cereal, donde no se ha realizado abonado de fondo, hay que adelantar el abonado de cobertera a principios del ahijado (estado de 3 a 5 hojas). Esto evita las deficiencias, asegurando el ahijado y la densidad del cultivo. El fertilizante debe aportar nitrógeno, fósforo y potasio, macronutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de los cultivos de cereales, afectando directamente a su rendimiento y calidad.

Previo a la decisión sobre la cantidad y el tipo de fertilizante a aplicar, es importante estudiar las necesidades reales del cultivo. Esto implica equilibrar las pérdidas de nutrientes del suelo, como las extracciones del cultivo, lixiviación, la volatización y la precipitación de nutrientes, con las aportaciones que realizamos, como el agua de riego, la materia orgánica y los fertilizantes. También es crucial considerar las relaciones de sinergia y antagonismo entre los nutrientes y el medio, para adaptar el fertilizante a las condiciones reales del cultivo.

Tras el balance de nutrición, a menudo encontramos que las concentraciones de nutrientes esenciales para el cultivo son inferiores a las necesidades del cultivo. Para corregir esto, debemos proporcionar estos nutrientes a través de la fertilización. Es fundamental realizar estas aportaciones en el momento y lugar adecuados, utilizando la cantidad adecuada de fertilizante y eligiendo aquellos que se ajusten mejor a nuestro sistema de cultivo. Este proceso requiere conocimientos sobre el cultivo, el suelo, el método de aplicación y los tipos de fertilizantes disponibles. El departamento agronómico de Hispalense de Líquidos está disponible para brindar este conocimiento y asistencia.

Cumpliendo con el objetivo de dar soluciones nutricionales altamente efectivas para los agricultores, Hispalense de Líquidos fabrica fertilizantes a medida, con el objetivo de adaptarse adecuadamente a las necesidades específicas de cada cultivo, suelo, condiciones ambientales y sistema de aplicación.

Estos fertilizantes pueden incorporar inhibidores en su fabricación, lo que permite la aplicación optimizada y estabilizada de nitrógeno:

  • NEOGOTA: Gama de fertilizantes líquidos con inhibidor de la ureasa diseñada para evitar las pérdidas por volatilización del nitrógeno a la atmósfera, que pueden llegar a ser hasta de un 40%. Permite un mayor control sobre el aporte de nitrógeno y sus unidades fertilizantes, reduciendo la dosis de aplicación con respecto a los abonos convencionales en zonas vulnerables sin afectar negativamente a la cosecha.
  • NEOLENT: Gama de fertilizantes líquidos con doble inhibición (nitrificación + ureasa), diseñada para evitar las pérdidas por volatilización del nitrógeno a la atmósfera y facilitar la disponibilidad del nitrógeno en forma amoniacal durante más tiempo y, a su vez, evita pérdidas por lixiviación de nitratos.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE EL USO DE FERTILIZANTES LÍQUIDOS EN EL ABONADO DE FONDO?

  • Los fertilizantes líquidos se mezclan fácilmente con el suelo, sin depender de la lluvia o el riego, proporcionando de inmediato los nutrientes a las plantas.
  • Contienen fósforo completamente soluble, lo que significa que todo el fósforo aplicado está listo para ser absorbido por las plantas de inmediato.
  • Ofrecen una aplicación uniforme y eficiente, evitando pérdidas por escorrentía y asegurando la correcta incorporación al suelo de la solución fertilizante.
  • Manipulación cómoda, sencilla y económica, con un mejor control de la dosificación y una logística más sencilla.

A modo de ejemplo, vamos a exponer opciones de fertilización que nos podemos encontrar cuando no se realiza abonado de fondo. Para este ejemplo se va a elegir el cultivo del trigo, con una producción potencial de 4.000 kg/ha y con un suelo de fertilidad media:

  1. Única aplicación al inicio del ahijado.
  • 650 kg/ha de NEOGOTA REACTIVA 18+4+4

2. Dos coberteras (Inicio de ahijado y comienzo de encañado) influyendo de forma marcada en el contenido en proteína del grano. Cuando se quiere incrementar este contenido se recomienda la aplicación de la segunda cobertera alrededor del estadio de despliegue de la hoja bandera.

    • Primera cobertera: 250 – 300 kg/ha 16+6+6 NEOGOTA REACTIVA. (La dosis de nitrógeno a aplicar en esta etapa será mayor cuanto más baja sea la densidad de plantas, la vegetación más tardía o la variedad más precoz)
    • Segunda cobertera: 300 – 350 kg/ha NEOGOTA 32

Si, por ejemplo, estamos en una zona con un suelo rico en potasio, como se da en muchas zonas de España, podrimos elegir un fertilizante que no contenga potasio y la opción podría ser:

  • Primera cobertera: 250 kg/ha 20+10+0 NEOLENT START
  • Segunda cobertera: 250-300 kg/ha NEOGOTA 32

Para más información, consulte con nuestro responsable de Hispalense de líquidos en la zona, o póngase en contacto con nosotros a través del e-mail departamentoagronomico@herogra.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

No te pierdas nada

Suscríbete a
nuestra newsletter

Newsletter Hispalense de Líquidos

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes en su bandeja de entrada de correo electrónico



    He leído y acepto la política de privacidad

    Escribe una palabra clave