Recomendaciones para la fertilización del olivar

Recomendaciones para la fertilización del olivar

La fertilización del cultivo del olivo consiste en aportar los nutrientes necesarios para el cultivo, en el momento, dosis y lugar adecuado, para obtener un desarrollo óptimo del mismo. Todo ello, lleva implícito cierto conocimiento sobre el cultivo, el suelo, el sistema de aplicación y los fertilizantes disponibles. A continuación, explicaremos estos aspectos en detalle. 

Con el objetivo de conocer las necesidades nutricionales reales de nuestro cultivo, es necesario realizar un equilibrio entre las pérdidas de nutrientes del suelo (como las extracciones por parte del cultivo, la lixiviación, la volatilización y la precipitación de los nutrientes) y las contribuciones que realizamos al mismo (principalmente mediante materia orgánica y fertilizantes).

A continuación, se detallan las extracciones que realiza el cultivo del olivo en condiciones normales, aunque estas cifras deberían ajustarse según los resultados obtenidos en el análisis foliar que se recomienda realizar anualmente.

  • Nitrógeno. La necesidad anual de nitrógeno para el cultivo del olivo se sitúa entre 15 y 20 unidades fertilizantes de nitrógeno por tonelada de aceituna producida.
  • Fósforo. En suelos con una concentración media de fósforo, las necesidades de este nutriente deben coincidir con las extracciones realizadas por el cultivo, las cuales oscilan entre 4 y 5 unidades fertilizantes de P2O5 por tonelada de producción.
  • Potasio. Para suelos con una concentración media de potasio, al igual que con el fósforo, las necesidades de este elemento deben coincidir con las extracciones realizadas por el cultivo, que se sitúan entre 20 y 25 unidades fertilizantes de K2O por tonelada de aceituna producida.

El olivo es un árbol que soporta bien la salinidad y los niveles elevados de caliza, lo que lo hace común en los suelos calcáreos del área mediterránea. La mayor parte de los olivares en España crecen en este tipo de suelos, donde el pH suele ser elevado, superando los 7.5. En estos suelos, es crucial tener cuidado con la disponibilidad de los nutrientes para el cultivo. Conocer el nivel de fertilidad del suelo es fundamental para aplicar abonos de manera adecuada. 

Por esta razón, desde Hispalense de Líquidos recomendamos realizar un análisis de suelo en algún momento durante el ciclo del cultivo. Este análisis proporcionará información sobre los niveles de nutrientes en el suelo, lo que puede llevar a ajustar las dosis de fertilizantes en suelos ricos en ciertos nutrientes, lo que a su vez puede reducir los costos de abonado. Además, también ayudará a evitar posibles bloqueos o lixiviaciones de nutrientes debido a la interacción con el suelo.

Al aportar nutrientes, es crucial considerar cómo interactúan en el medio de cultivo, ya sea en términos de sinergia o antagonismo, así como la eficiencia del fertilizante utilizado. Dependiendo de la eficacia del fertilizante y el método de aplicación, podemos determinar la dosis adecuada para satisfacer las necesidades del cultivo. El uso de cantidades inadecuadas, ya sea insuficientes o excesivas, puede dificultar el objetivo del abonado, que es adaptar la incorporación de nutrientes a las necesidades del cultivo para maximizar su aprovechamiento.

Dependiendo del sistema de producción, la fertilización se realiza de forma diferente, con el objetivo de aprovechar al máximo los recursos aportados:

  1. En cultivos de regadío recomendamos el uso de fertirrigación, pudiendo complementarse con una aplicación inicial de fertilizantes de fondo de aplicación directa al suelo para cubrir las necesidades del cultivo durante los primeros meses de la temporada, especialmente en condiciones de lluvia abundante donde no se necesita o no se puede activar el sistema de riego, debiendo restar estas unidades fertilizantes del programa de fertirrigación.
  2. En cultivos de secano, una única fertilización anual proporciona todos los nutrientes necesarios en la dosis y ubicación adecuadas para un desarrollo óptimo del cultivo. Se recomienda realizar esta fertilización inmediatamente después de la recolección, en febrero-marzo, para aprovechar las lluvias primaverales y facilitar la absorción de los nutrientes por parte del suelo.

Hispalense de Líquidos, cumpliendo con su objetivo de dar soluciones nutricionales altamente efectivas para el olivar, fabrica fertilizantes líquidos de aplicación directa al suelo a la medida del agricultor, para adecuarse a las necesidades individuales de cada variedad, ambiente y sistema de aplicación. 

¿Qué ventajas tiene el uso de fertilizantes líquidos en el abonado de fondo?

  • Los fertilizantes líquidos se integran rápidamente en el complejo arcillo-húmico del suelo, sin requerir lluvia o riego para su disolución, lo que permite que los elementos nutricionales aplicados estén disponibles de inmediato para las plantas
  • Aportan fósforo 100 % soluble en sus formulaciones, lo que significa que todo el fósforo aplicado está disponible inmediatamente para las plantas.
  • Uniformidad y optimización en la aplicación, evitando pérdidas por escorrentías y asegurando la correcta incorporación al suelo de la solución fertilizante.
  • Flexibilidad, gracias a la posibilidad de diseñar formulaciones a medida, pudiendo adaptarlas a las necesidades de cada explotación.
  • Manipulación cómoda, sencilla y económica, con mejor control de la dosificación y simplificación de la logística. 

A modo de ejemplo, la recomendación general de fertilización para el cultivo del olivar sería la aplicación de FERTIGOTA SUSPENSION 20+5+10+0,2 a una dosis diferente según el sistema de aplicación: 

Cultivos donde se ha va a realizar una única aplicación a finales de invierno con el objetivo de cubrir todas las necesidades del cultivo:

  1. Cultivo de secano: 300 kg/ha
  2. Cultivo de regadío: 500 kg/ha

Cultivo de regadío donde se ha va a realizar una aplicación de fondo y posteriormente se sigue con la fertirrigación para completar las unidades fertilizantes a aplicar: 250 kg/ha

Para la programación de un plan de fertilización completo consulte con nuestro responsable de Hispalense de líquidos en la zona, o póngase en contacto con nosotros a través del email: departamentoagronomico@herogra.com 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

No te pierdas nada

Suscríbete a
nuestra newsletter

Newsletter Hispalense de Líquidos

Obtenga los aspectos más destacados de las noticias más importantes en su bandeja de entrada de correo electrónico



    He leído y acepto la política de privacidad

    Escribe una palabra clave